By

Elide Andrade

Elide Andrade

Elide Andrade estaba en su segundo año en Colorado Mountain College, estudiando para convertirse en proveedora de atención médica, cuando su vida cambió completamente. Sufrió un accidente automovilístico debilitante.

“No pensé que algún día podría regresar a la universidad”, dijo la residente de Carbondale, quien tomó la mayoría de sus clases en CMC Vail Valley en Edwards y el resto a través de clases en línea.

Con la ayuda de su consejera en la universidad, y los Servicios para Discapacidad de CMC, Andrade pudo regresar a estudiar y terminar su curso.

“Ellos me ayudaron con mis clases e hicieron que el proceso de regresar a estudiar fuera muy fácil”, dijo.

Alcanzando metas

Andrade se graduó en mayo con un certificado de competencia ocupacional como auxiliar médico y un diploma técnico de ciencias aplicadas como auxiliar médico.

“Estoy muy agradecida por todo lo que CMC ha hecho por mí”, dijo. “No estaría en donde estoy sin todas las personas maravillosas que se preocuparon por mí y me ayudaron a alcanzar mis metas”.

Dijo que apreció la atmósfera acogedora en la universidad y la atención personal que recibió de parte de los miembros de la facultad.

“Los instructores son bastante atentos y quieren que sus estudiantes triunfen”, dijo Andrade. “Hay bastante diversidad en CMC y me gustó que las clases fueran pequeñas porque fue fácil comunicarse y pedir ayuda”.

Con su educación como auxiliar médica, ahora puede cuidar de los demás de la misma forma que los otros han cuidado de ella.

“Colorado Mountain College tuvo un gran efecto en mi vida”, dijo.