By

Por Carrie Click

Dos estudiantes locales que asistirán a Colorado Mountain College este otoño recibieron recientemente una oportunidad única de participar en un simposio del Aspen Institute sobre una tendencia alarmante. “The Rise of Hate” (El aumento del odio), del 18 al 20 de julio, exploró la historia y las causas subyacentes del odio y los crecientes incidentes de crímenes de odio, intolerancia y discurso de odio.

Fotografía Lilian Mixco

Lilian Mixco. Fotografía de Phil Dunn

Los invitados para asistir al foro fueron Anthony Rodriguez-Moore y Lilian Mixco, quienes recientemente se graduaron de las escuelas secundarias de Glenwood Springs y Basalt, respectivamente. Cada estudiante ha recibido una beca Alpine Bank Latino/Hispanic Scholarship que cubre dos años de matrícula, libros y aranceles en Colorado Mountain College.

Los dos estudiantes se unieron a una discusión de mesa redonda entre los participantes de la Society of Fellows del Aspen Institute, un grupo nacional que apoya al instituto y sus programas.

Los estudiantes dijeron que nunca antes habían asistido a un evento como el simposio, que les exigió que leyeran por adelantado más de 200 páginas de material sobre supremacistas blancos y la historia y psicología del odio, y que completaran un cuestionario de preevaluación para ayudar a los moderadores a guiar las discusiones.

Uno de los moderadores expertos fue Jonathan Greenblatt, director ejecutivo (Chief Executive Officer, CEO) y director nacional de la Liga Antidifamación, a quien Rodríguez-Moore conoció en el simposio.

“Fue de primer nivel”, comentó Rodriguez-Moore. “Quiero ser un abogado de derechos civiles. Ser parte de este simposio me impulsa a querer hacer este tipo de trabajo”.

También conocieron a Tony McAleer, un exorganizador de un grupo neonazi, la Resistencia Aria Blanca. Hoy, a través de Life After Hate (La vida después del odio), está ayudando a las personas involucradas en cualquier grupo de odio a salir del grupo y cambiar sus vidas para abrazar a toda la humanidad.

En el simposio, Mixco, que nació en Aspen, dijo a los participantes que la han intimidado en las redes sociales debido a su origen étnico y ha tenido un discurso de odio dirigido a ella y su familia. Ella dijo que escuchar a McAleer hablar sobre cómo se convirtió en un supremacista y más tarde, cómo se detuvo, fue esclarecedor.

Fotografía Anthony Rodriguez-Moore

Anthony Rodriguez-Moore. Fotografía de Phil Dunn

“Cuando su familia se derrumbó, buscó el poder”, comentó. Él necesitaba poder en los números. Solo cuando tuvo su propio hijo, su pequeña niña, cambió. Tenía un humano en sus manos del que estaba a cargo. Él tuvo que dar un paso atrás”.

Rodríguez-Moore dijo que aprendió que las personas que tienen tanto odio hacia los demás tienden a pensar que el mundo está en contra de ellos. “Creen que es una gran conspiración, ya que piensan que son el centro del universo”, dijo. “Basado en mi experiencia, el odio no es realmente un rasgo natural. Parece que las personas que odian o actúan con odio no usan su propia voz. Son moldeadas y se les lava el cerebro”.

Ambos estudiantes dijeron que creen que llegando efectivamente a los niños puede ayudar a aliviar el aumento del odio.

“Un punto importante del que hablamos es la intervención durante las primeras etapas de desarrollo”, comentó Rodriguez-Moore.

“Necesitamos comenzar en las escuelas”, dijo Mixco. “Tener clubes de diversidad, enseñar a los niños sobre diferentes culturas. ¿Por qué todas estas personas huyen de sus países para comenzar una nueva vida? Necesitamos estudiar historia”.